Selector de Alumbrado del Vehículo

Un alumbrado correcto para más comodidad y una mayor seguridad en carretera

Propiedades

La luz de los faros de serie se dirige hacia delante, con independencia del movimiento del coche. Más recientemente, los faros pueden responder a los movimientos del volante, la velocidad y la pendiente de la carretera, ajustando automáticamente las luces a la carretera. De este modo, los conductores – y los demás usuarios de la vía – ven mejor la carretera, lo cual puede reducir heridas y víctimas mortales.

Los faros con regulación automática estática, o autorregulación, tienen un sensor que mide la inclinación del vehículo con respecto a la carretera, por ejemplo, cuando está muy cargado. Las luces LED y XENÓN siempre disponen de una regulación automática estática; las luces halógenas se regulan manualmente.

Con una regulación automática estática
Con una regulación automática estática
Sin una regulación automática estática
Sin una regulación automática estática

Las luces dinámicas de viraje o en curva adaptan la dirección de la luz a la carretera: Cuando el vehículo gira hacia la derecha, las luces se dirigen hacia la derecha. Cuando el vehículo gira hacia la izquierda, las luces se dirigen hacia la izquierda. Esto permite tener hasta un 90% más de visibilidad en curvas e intersecciones.

Existen dos sistemas que se usan habitualmente:

en curva
Sistemas en curva que encienden una lámpara fija adicional al accionar un intermitente.
viraje
Los sistemas dinámicos de viraje usan información relativa a la velocidad del vehículo y al volante para controlar unos servomotores que giran la unidad de lámparas completa.

Los avances técnicos de los últimos años han hecho posible el desarrollo de sistemas avanzados de alumbrado delantero. Suelen ser lámparas de Xenón o LED que se regulan automáticamente para ofrecer la cantidad de luz necesaria a la carretera.

En 2008, un estudio llevado a cabo por el Instituto de Seguros para la Seguridad Vial calculó que las luces delanteras adaptables pueden ayudar a evitar un 4% de accidentes con colisión en la parte trasera del vehículo que precede, en los que está implicado un solo vehículo o en los que se produce una salida de la carretera. En los Estados Unidos, estos tipos de accidentes representan 143.000 accidentes al año, con el resultado de 2.553 muertos y 31.000 heridos. En Europa, la Universidad de Darmstadt está llevando a cabo un estudio similar para LightSightSafety.

Luces de cruce y de carretera
Al igual que las luces con autorregulación y en curva, los sistemas de alumbrado delantero totalmente adaptables ajustan el dibujo del haz de luz a las condiciones de conducción.
  • El alumbrado de carretera es el alumbrado tradicional. Los sistemas adaptables detectan el tráfico delante del vehículo para cambiar automáticamente entre las luces de cruce y de carretera.
  • Alumbrado de autopista: aumenta el campo de visibilidad para una conducción a alta velocidad en las autopistas.
  • Alumbrado urbano: Aumenta la visibilidad periférica para que sea más fácil ver peatones y ciclistas y reducir el deslumbramiento para el tráfico que viene en sentido contrario.
  • Alumbrado de tiempo adverso: Aumenta la visibilidad y reduce el deslumbramiento en la lluvia, nieve y niebla.
Sistema avanzado de alumbrado delantero
Otro desarrollo es una luz de carretera que no deslumbra (luz de conducción adaptable). Emplea una cámara montada en la lámpara para recopilar información sobre el tráfico (del sentido contrario o que va en el mismo sentido) que sirve para regular progresivamente el faro. De este modo, se consigue una transición continua entre las luces de cruce y de carretera para tener una visibilidad óptima y al mismo tiempo evitar deslumbrar a otros conductores.